BogotáColombia

Por una carta anónima descubrieron las torturas que hacían en una IPS de Bogotá

Por el hecho capturaron a cinco personas

Personas con problemas de acción y comportamiento, que estaban internadas en una IPS de Bogotá; redactaron una carta anónima para denunciar las torturas a las que los sometían desde hace algún tiempo.

El manuscrito llegó a las manos de las autoridades, quienes se apropiaron del caso e iniciaron la investigación; dejando como resultado la captura de cuatro hombres y una mujer que, dicho sea de paso, no contaban con la capacitación para atender pacientes de ese tipo.

«Los procesados habrían participado en graves agresiones y torturas a los pacientes; entre otras conductas contra la libertad, la integridad física y emocional; actos que, al parecer, ocurrían en la sede de esta entidad, ubicada en el occidente de Bogotá», indicó la Fiscalía. 

Le puede interesar: Video: En Bogotá soldados del Ejército se enfrentaron a palo y piedra entre ellos mismos

¿Qué decía la carta anónima?

Aunque en las imágenes reveladas se entiendo muy poco el texto en su totalidad; sí se alcanzan a leer frases como «Golpeaban a tres personas, un muchacho, nadie hizo nada», «En las llamadas no puedo decirte la verdad» y «No me deja dormir, no estoy tranquilo que en el lugar que estoy me pueda pasar algo». 

La carta al parecer fue enviada por uno de las víctimas a sus familiares, a quienes pidió que no lo dejasen solo «en momentos de dificultad» y que lo ayudasen a salir de allí.

A partir de eso la Fiscalía hizo trabajos de inteligencia durante un mes, y recopiló la evidencia suficiente para iniciar el operativo. Dentro del inmueble en donde funcionaba la IPS había una pistola taser, manillas para inmovilización, dinero en efectivo, entre otras cosas.

Los implicados quedaron identificados como Jairo Masmela García, representante legal y director de la IPS; Tiberio y Álvaro Azcárate; y Leonardo Casas. Todos enfrentarán cargos por tortura agravada con fines de castigo y discriminación, secuestro simple agravado, amenazas y concierto para delinquir.

Son señalados de bañar a los pacientes desnudos con mangueras escobas, de encerrarlos en un ‘pasillo azul’ sin acceso al baño y de amedrentarlos para que no contaran la verdad a su familia.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram