Mundo

A pesar de estar contagiados de Covid-19, dos islandeses alcanzan la cumbre del Everest

Dos islandeses han conseguido conquistar el pico más alto del mundo a pesar de estar contagiados de Covid-19. Los dos experimentados alpinistas, Sigurdur Sveinsson y Heimir Hallgrímsson, empezaron a toser y a sospechar de una infección de Covid-19 cerca de la cumbre, a más de 7.000 metros de altura, según un mensaje que publicaron el jueves, en el que relataban su difícil regreso al campo base.

«En aquel momento y lugar, no había forma de hacerse las pruebas», subrayan los dos islandeses en este post de la página web de Umhyggja, una organización benéfica para niños con enfermedades de larga duración para la que recaudaban fondos.

Sin embargo, los dos amigos habían dado negativo antes de la subida al «techo del mundo», al que finalmente llegaron el lunes. «Pero como nos sentimos bien en ese momento, no vimos ninguna razón para cambiar nuestros planes», justificaron.

Dificultades respiratorias

Tras 67 días de viaje, los dos alpinistas islandeses alcanzaron la cumbre del Everest, a unos 8.849 metros de altitud, el lunes a las 4.30 hora local (00.45 hora belga). «Al bajar, ambos empezamos a sentir una mayor fatiga, tos y malestar», cuentan.

A pesar de las dificultades para respirar, consiguieron volver sanos y salvos al campamento base el miércoles, donde una prueba de Covid-19 confirmó su infección. En las últimas semanas se han registrado varios casos de Covid-19 entre escaladores extranjeros y ha sido necesario realizar varias evacuaciones.

El gobierno nepalí se niega a hablar de un brote de Covid-19 en el Everest y sigue permitiendo el avance hacia la cumbre, a diferencia del año pasado.

También puede interesarle leer: Israel-Gaza: la ONU abre una investigación sobre las violaciones de los derechos humanos