Estilo de vida

5 recomendaciones para tratar la ansiedad en un perro

¿Necesita relajar a su perro porque se siente nervioso o estresado? Entonces le invitamos a leer este artículo.

Los perros, al igual que los humanos, también sufren estrés y ansiedad en determinadas situaciones. Este es un comportamiento que no debe ser ignorado ya que puede causar problemas de salud en su mascota. Es necesario que su mascota libere adecuadamente su ansiedad y nerviosismo para que no se produzcan comportamientos disfuncionales.

  1. Tu mascota es parte de tu familia, y si ves que está más nerviosa de lo habitual, es una señal de alarma.

A veces, tanto el perro como el dueño necesitan relajarse, estar más tranquilos, disfrutar de un masaje relajante o simplemente respirar profundamente. Tu perro es un reflejo de ti y de tus emociones, y si le ayudas a lidiar con su estrés, tú también lidiarás con el tuyo. Para calmar su ansiedad, tendrás que empezar por trabajar en ti mismo. Observe los signos de estrés que proyecta su cuerpo, ya que su perro percibirá y reaccionará a su estado emocional. También se recomienda intentar inspirar y espirar lentamente. La respiración nerviosa suele ser mucho más superficial y rápida.

  1. También debes ser especialmente cuidadoso con tus acciones y palabras.

Hable con calma, sin utilizar un tono estridente. Debe utilizar movimientos más lentos, controlar el volumen de su voz y desconfiar de los movimientos bruscos, ya que pueden alterar el estado emocional de su perro. Tómate un respiro cuando el estrés afecte a tu rutina y a la de tu mascota. Puede sentarse con su perro, acariciarlo y transmitirle una sensación de paz.

  1. Un perro nervioso acabará sufriendo por muchos cambios en sus hábitos.

Empezará a dormir menos, será más rebelde, perderá peso, romperá cosas y empezará a tener reacciones desproporcionadas ante ciertos estímulos externos, como el sonido del timbre. Estos problemas afectarán a la calidad de vida de su perro y, por tanto, dificultarán la relación con su mascota. Cuanto antes se detecten los problemas de nerviosismo, mejores serán los resultados del tratamiento.

  1. Una de las mejores maneras de controlar el nerviosismo de su perro es mediante el masaje y las caricias.

Acércate a tu perro y dale un buen masaje por todo el cuerpo. Acaricia sus costados, el pecho, el cuello y toda la espalda. Puedes acariciar a tu perro de pie o tumbado, pero siempre en silencio y si tienes tiempo. No acaricie a su perro con prisas.

Otra forma de relajar a su perro es desviar la atención de su mascota de lo que le causa ansiedad. La mejor manera de desviar su atención es con juegos o con recompensas en forma de golosinas para perros.

  1. Las sesiones de juego son muy importantes para que su perro libere su energía y también para que se concentre en diferentes cosas.

Algunos perros son muy activos y necesitan una dosis extra de juegos, paseos o carreras para lograr un cierto equilibrio mental y liberarse del estrés.

También puedes premiar su buen comportamiento en una situación potencialmente estresante. Si repite estas recompensas cada vez que su perro se comporta bien, acabará recordando y aprendiendo. El refuerzo positivo puede ser en forma de caricias, juegos y golosinas para perros. En general, se recomienda que los perros nerviosos no realicen actividades de alta energía en casa, ya que el parque es el mejor lugar para ello. En casa, es mejor centrarse en los juegos basados en la obediencia. Enseñe a su perro a tumbarse, sentarse o levantar la pata. Así, en casa, su perro estará más tranquilo y menos estresado.

También puede interesarle leer: El Olvido Que Seremos: nominada a 12 categorías en Premios Platino