Mundo

14 víctimas fatales y un herido grave deja la caída de un teleférico en Italia

Se cree que el accidente, ocurrido a 100 metros de la cumbre, se debió a la rotura de un cable en la parte más alta del recorrido.

La caída de una cabina de teleférico causó el fallecimiento de 14 personas y heridas graves a una, este domingo 23 de mayo, en Stresa, estación balnearia del Piamonte, a orillas del lago Mayor, en el norte de Italia. Dos niños de nueve y cinco años fueron hospitalizados en Turín. El primero, ingresado en cuidados intensivos en estado crítico, falleció a causa de sus heridas, según anunció el Servicio de Rescate Alpino en su cuenta de Twitter. El segundo sufrió una lesión en la cabeza y fracturas en la pierna.

Según el diario Corriere della Sera, entre las víctimas hay turistas alemanes. La información no ha sido confirmada por una fuente oficial. El Presidente Sergio Mattarella y el Primer Ministro Mario Draghi expresaron su «profundo dolor».

«Es una gran tragedia que nos deja sin aliento».

El accidente se produjo sobre las 12:30 horas a 100 metros de la última estación del teleférico, según un comunicado del Ministerio de Infraestructuras. Al parecer, la causa fue la rotura de un cable en la parte más alta del recorrido, lo que provocó la caída de la cabina en la que viajaban 15 personas. El presidente de la región del Piamonte dijo que estaba «devastado». «Es una tragedia enorme que nos deja sin aliento», dijo Alberto Cirio.

En un principio parecía descartarse un problema de sobrecarga, ya que estas cabinas pueden transportar más de 35 pasajeros. La cabina cayó unos 15 metros y luego rodó por una pendiente antes de estrellarse contra un árbol, dijo un oficial de la policía local.

Las primeras imágenes de la tragedia difundidas por las autoridades muestran a los bomberos y a la policía rodeando los restos de la cabina roja y blanca, que cayó en una zona boscosa con una fuerte pendiente que dificulta el acceso. La fiscalía de Milán ha abierto una investigación por «homicidio y lesiones imprudentes».

Varios precedentes en Europa

En los últimos 50 años se han producido varios accidentes mortales de teleféricos, góndolas y funiculares en Europa. El más reciente fue el 5 de septiembre de 2005, cuando un bloque de hormigón de 800 kilos se desprendió del helicóptero que lo transportaba y cayó sobre un teleférico cerca de Sölden, en el Tirol austriaco, matando a nueve esquiadores alemanes. En Italia se produjo un accidente el 3 de febrero de 1998: un avión militar estadounidense cortó el cable de un teleférico en Cavalese, una estación de esquí de los Dolomitas, matando a los 20 pasajeros de la cabina. También en Cavalese, pero 20 años antes, en 1976, la rotura de un cable portador provocó la caída de una cabina, matando a 42 personas.

También puede interesarle leer: «Un trágico error», un cirujano le amputa la pierna equivocada a un paciente