¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

¿Te cuesta dormir? Prueba estos tips

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Dormir bien es necesario para una buena salud. Los médicos recomiendan dormir entre 7 y 8 horas en la noche. Pero no siempre se logra dormir las horas necesarias, o se tiene un sueño intermitente, por lo que hay que cuidar y revisar tu higiene del sueño.

Algunos detalles harán la diferencia, como el orden de tu dormitorio, o la temperatura de tu habitación. Aquí te contamos qué es lo que tienes que hacer para lograr dormir plácidamente durante la noche.

La temperatura de tu habitación

De acuerdo con muchos estudios, el calor es un factor que afecta el buen sueño. Dormir en una habitación más fría causa menos interrupciones del sueño. La temperatura ideal del dormitorio está entre 15,5 y 19,4ºC.

Hay que tener cuidado de evitar las temperaturas demasiado altas: demasiado calientes o demasiado frías. De hecho, estas temperaturas podrían activar sus mecanismos de defensa termorreguladores y despertarle. Aunque también depende mucho de qué tanto frío resiste o prefiere la persona.

El método perfecto para dormir

Una forma sencilla es tomar una ducha antes de ir a la cama. Una ducha de 10 minutos con una temperatura de unos 40°C eleva la temperatura de tu piel. Esto le ayudará a dormirse más rápido y promoverá un sueño de calidad. Remojar los pies en un recipiente con agua caliente antes de irse a la cama también puede ayudar y se ha demostrado que ayuda a que las personas se duerman más rápidamente.

Piensa en los calcetines

Otra opción es llevar calcetines a la cama. En un estudio, los participantes usaron calcetines para dormir y se durmieron más rápido. Dormían más tiempo y se despertaban menos durante la noche.

Dormir en el frío quema más calorías

Otra razón para dormir en una habitación fría es que tiene un efecto beneficioso sobre la grasa marrón. Porque este tipo de grasa genera calor quemando calorías para mantener la temperatura del cuerpo. Un estudio demostró que dormir en una habitación fría (a 19°C) durante cuatro semanas duplica el volumen de grasa marrón y al mismo tiempo mejora la sensibilidad a la insulina. Los escalofríos pueden ser el mecanismo que le dice a la grasa marrón que produzca calor y queme calorías. Pero cuando estás temblando, no duermes muy bien.

Estos otros factores que promueven el sueño

La luz (incluso la luz nocturna o la del despertador) perturba su reloj interno, alterando la producción de melatonina y serotonina. Esto interrumpe tu sueño. Lo ideal es que también elimine los campos electromagnéticos (EMF) y apague la electricidad de su habitación pulsando el interruptor y apague el Wi-Fi durante la noche.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
María Vargas Jimenez