¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

¡Esté atento! Estos son los síntomas que anticipan un derrame cerebral

Si experimenta estos síntomas, busque atención médica de inmediato

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Un derrame cerebral ocurre cuando el flujo sanguíneo al cerebro se detiene o se reduce significativamente, lo que puede causar daño cerebral. Hay dos tipos principales de derrames cerebrales: isquémicos y hemorrágicos. Los derrames isquémicos son más comunes y ocurren cuando un coágulo bloquea un vaso sanguíneo en el cerebro. Los derrames hemorrágicos son menos comunes y ocurren cuando un vaso sanguíneo se rompe y sangra en el cerebro.

Los síntomas de un derrame cerebral pueden variar según la persona y el tipo de derrame cerebral. Sin embargo, hay algunos síntomas comunes que pueden anticipar un derrame cerebral, incluyendo:

  1. Debilidad o adormecimiento en la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo
  2. Confusión o dificultad para hablar o entender el lenguaje
  3. Problemas repentinos para ver con uno o ambos ojos
  4. Dificultad para caminar, mareo o pérdida de equilibrio y coordinación
  5. Dolor de cabeza severo sin causa conocida.

          Es importante recordar que estos síntomas pueden ser un signo de otras afecciones médicas graves además de un derrame cerebral. Si usted o alguien que conoce experimenta estos síntomas, busque atención médica de inmediato.

          ¿Se puede prevenir un derrame cerebral?

          También conocido como accidente cerebrovascular (ACV), es una de las principales causas de discapacidad y muerte en todo el mundo. Afortunadamente, hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de sufrir uno.

          Conozca los factores de riesgo

          Lo primero que debe hacer es conocer los factores de riesgo que pueden aumentar sus posibilidades de sufrir un derrame cerebral. Algunos de los más comunes incluyen la hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol alto, la obesidad y el tabaquismo. También puede haber factores de riesgo que no pueda controlar, como la edad, el sexo y la genética.

          Adopte un estilo de vida saludable

          Esto incluye hacer ejercicio regularmente, mantener un peso saludable, comer una dieta equilibrada y eliminar el consumo de alcohol y tabaco. También es importante controlar cualquier afección médica que pueda aumentar su riesgo de sufrir un derrame cerebral.

          Haga cambios en su dieta

          Algunos alimentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral incluyen frutas y verduras frescas, granos enteros, pescado y grasas saludables. También es importante reducir el consumo de alimentos procesados, grasas saturadas y sal.

          Controle su presión arterial

          La hipertensión arterial es un factor de riesgo importante para el derrame cerebral. Por lo tanto, es importante controlarla regularmente y tomar medidas para reducirla si es necesario. Esto puede incluir cambios en la dieta, ejercicio y medicamentos recetados por un médico.

          Visite a su médico regularmente

          Finalmente, es importante visitar a su médico regularmente para detectar cualquier problema de salud que pueda aumentar su riesgo de sufrir un derrame cerebral. Esto incluye revisiones regulares de la presión arterial, los niveles de colesterol y la glucemia en sangre.

          Alimentos que aumentan el riesgo de un derrame cerebral

          Comer alimentos poco saludables es uno de los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrir un derrame cerebral. Aquí hay una lista de algunos alimentos que debes evitar para reducir el riesgo de sufrir uno.

          Alimentos grasos

          Los alimentos grasos, como la carne roja, la mantequilla y el queso, son ricos en grasas saturadas y colesterol, lo que aumenta el nivel de colesterol en sangre. En su lugar, elige alimentos bajos en grasas y ricos en fibra, como frutas, verduras y granos enteros.

          Alimentos procesados

          Los alimentos procesados, como las papas fritas y los alimentos congelados, contienen altos niveles de sodio, conservantes y otros aditivos químicos, lo que aumenta el riesgo de hipertensión arterial, elige alimentos frescos y naturales.

          Alcohol

          El consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de hipertensión arterial, lo que aumenta el riesgo de un derrame cerebral.

          Azúcar

          Los alimentos con alto contenido de azúcar aumentan el riesgo de obesidad, diabetes y enfermedades del corazón. En su lugar, elige alimentos bajos en azúcar y ricos en nutrientes, como frutas frescas y verduras.

          ¿Le resultó útil este artículo?
          Lee también:
          María Vargas Jimenez