¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Remedios caseros para eliminar los talones agrietados

Hay varias maneras naturales y económicas de devolverle a esta zona, pies, la hidratación y la suavidad que debería caracterizarlos.

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Una de las zonas con menos visibilidad son los pies y talones; por lo general, estos están escondidos debajo de los calcetines y zapatos, pero, eso no quiere decir que no requieran de un cuidado especial.

Además, la piel de estos, tienen otro tipo de composición, ya que son la base y en estandarte del cuerpo en general. Sobre todo las mujeres que usan tacones saben cuan agrietados pueden volverse sus talones.

Por lo general, solemos identificar piel seca con piel deshidratada. Este es uno de los errores más comunes que se conviene aclarar, ya que, como asegura la farmacéutica Rocío Escalante, “la piel seca es un tipo de piel, como la mixta o la grasa, y la deshidratación es un estado por el que cualquier tipo de piel puede pasar en algún momento”.

Cuando se vive en un clima frío, los pies se descubren con frecuencia, únicamente, cuando se va a viajar a un clima templado o cálido, pero la idea no es esperar hasta dicho momento para cuidar de esta parte del cuerpo. La zona de los pies que más se hace vulnerable a las grietas, la sequedad y las durezas son los talones.

Hay varias maneras naturales y económicas de devolverle a esta zona, pies, la hidratación y la suavidad que debería caracterizarlos. El portal de salud, belleza y cuidado personal unComo brinda la receta de un remedio casero a base de vaselina que le devolverá a la piel de los pies la vitalidad y la suavidad que merecen.

Antes de su aplicación se recomienda validar que no se genere ningún tipo de reacción adversa a los productos que se utilizaran para preparar el remedio casero.

Vaselina

Mezclar una cucharada de vaselina con 5 gotas de zumo de limón en un recipiente limpio y seco.

Limpiar bien los pies con abundante agua a temperatura ambiente. Posteriormente, secarlos.

Aplicar el ungüento, cerciorándose de que penetre bien en las grietas de la piel, en especial, en las que están presentes en los talones.

Hacer masajes en los talones con la mezcla para que sea bien absorbida.

Dejar los pies unos 20 minutos al aire libre y, posteriormente, colocarse unas medias de algodón limpias.

Dejar que la mezcla actúe durante toda la noche y repetir el proceso en la mañana.

Si quieres hidratar los pies en profundidad y evitar que la piel de los talones está tan dura y reseca, puedes recurrir a un tratamiento con alguno de los aceites naturales que te mostramos a continuación:

Aceite de oliva

Sus propiedades hidratantes y nutritivas son tan potentes que permite regenerar los tejidos de la piel dañados en muy poco tiempo.

Aceite de coco

Gracias a la vitamina E y K que contiene, el aceite de coco es ideal para humectar la piel y evitar la resequedad que aparecer en algunas zonas del cuerpo, incluidos los talones.

Aceite de aguacate

Cuenta con propiedades regeneradoras y protectoras excelentes para tratar las manos y los pies agrietados, dejándolos con una suavidad extrema.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también: