Colombia

¿Por qué tiembla tanto en el municipio de Los Santos, Santander? Esto dijo el SGC

Existen al menos tres teorías sobre este fenómeno

Una de las zonas donde más tiembla en Colombia es el municipio de Los Santos, en el departamento de Santander. Recientemente se presentó un sismo de magnitud 5.4 grados en la escala de Richter y profundidad de 149 km.

Luego de este evento, muchas personas se preguntan por qué se mueve tanto este lugar y por medio de su cuenta en X, antes Twitter, el Servicio Geológico Colombiano (SGC) explicó lo que sucede.

“¿Alguna vez han escuchado hablar sobre los nidos sísmicos? Un nido sísmico es una región que tiene una concentración inusual de actividad sísmica, de manera más o menos continua. ¡Y en Colombia tenemos uno!”, trinó la entidad.

El Nido Sísmico de Bucaramanga es una zona ubicada en el departamento de Santander (debajo del municipio de Los Santos), en donde se observa este tipo de actividad sísmica, con hipocentros localizados a profundidades intermedias, cerca de los 150 km por debajo de la superficie.

“Comparado con otros nidos, dos de los más estudiados en el mundo, como el de Vrancea, en Rumania y el de Hindu-Kush, en Afganistán, el Nido de Bucaramanga es particular”, agrega.

Este nido se caracteriza por la ocurrencia de alta actividad sísmica de forma continua en el tiempo, concentrada en una región muy limitada: alrededor de 128 km3 (Vrancea ~110.000 km3 e Hindu-Kush ~270.000 km3).

¿Por qué tiembla tanto en el municipio de Los Santos?

Existen al menos tres teorías sobre este fenómeno, las cuales indican que el Nido de Bucaramanga tiene su origen asociado a fragmentos de placas tectónicas antiguas, ya inmersas o subducidas en el manto terrestre.

Estas placas interactúan de forma compleja en esta zona reducida y los sismos que se producen tienen como epicentro al municipio de Los Santos y se caracterizan por su profundidad, en torno a los 150 km y las magnitudes bajas a moderadas.

Allí, la intensidad es baja y el riesgo asociado también, pues, al ser sismos cuyo origen es profundo, cuando las ondas sísmicas llegan a la superficie ya han perdido gran parte de su energía.

“Sin embargo, existen registros de sismos con magnitudes superiores a 6.0, que han causado daños en las poblaciones de la región”, concluye el SGC.

Lee también:
María Vargas Jimenez
Últimas entradas de María Vargas Jimenez (ver todo)