Estilo de vida

¡No lo botes! Así puedes aprovechar el pan viejo y duro

Siempre y cuando no tenga hongos, el pan se puede aprovechar de varias maneras

Lo que hace cualquier persona cuando el pan comienza a envejecer y se pone duro, es echarlo a la basura, desconociendo que hay una manera en la que se pueden aprovechar los alimentos antes de considerarlos un desecho.

Siempre y cuando no tenga hongos, el pan se puede aprovechar de varias maneras. Tal vez no para hacer un sándwich o acompañarlo con un aderezo, pero sí para rallarlo y convertirle en el ingrediente base de una receta con la que puedas sorprender a quienes viven contigo.

El pan rallado es el aliado de exquisitos platillos

Lo primero para lo que sirve el pan duro rallado, es para empanizar comidas y servir las más exquisitas preparaciones. Estas te servirán para degustar tanto en el almuerzo como en la cena, y funciona con diversas proteínas o para endurecer las albóndigas.

Asimismo, puedes empanizar chuletas, salchichas, papas, la coliflor, las berenjenas, entre muchas otras cosas, haciéndolas mucho más crujientes. Cada cosa puedes acompañarla con lo que prefieres; por ejemplo, los purés y las salsas quedan muy bien para contrastar las texturas al entrar a la boca.

Te compartimos una receta: croquetas de jamón y pan

Para esta receta necesitas 500 g de aceite de oliva para freír, 500 ml de leche entera, 1 pizca de nuez moscada, 1 pizca de pimienta negra molida, 65 g de harina de trigo, 100 g de jamón serrano en tacos pequeños, 2 huevos, 65 g de mantequilla y 200 gramos de pan rallado.

Coloca la mantequilla en un sartén y cuando se funda agrega la harina de trago. Deja que se cocine por dos o tres minutos y sin dejar de remover agrega la leche que debe estar precalentada. Cuando la salsa se desprenda del sartén es momento de apagarla; salpimiéntala al gusto, agrega una pizca de nuez moscada y revuélvela.

Corta el jamón serrano en cuadros muy pequeño y agrégalos a la bechamel, vierte la mezcla en un molde y espárcela, luego déjala reposar unos 10 minutos con papel transparente para luego llevarla a la nevera por tres horas o -si es posible- de un día para otro.

Sácala el molde de la nevera, quita el papel transparente y corta en las porciones que creas necesarias, no muy grandes preferiblemente. De manera paralela bate los dos huevos y colócalos en un plato; pasa las porciones por allí, luego rebósalas en el pan rallado, fríelas a fuego medio y listo.

Tips adicional: hacer pan casero

Para hacer un pan que rinda para cuatro o seis personas, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada de aceite y una cucharadita de sal
  • 6 gramos de levadura
  • Harina de trigo
  • 325 mililitros de agua
Paso a paso

Integra inicialmente la mezcla de harina con el polvo para hornear, revuelve con una cuchara y agrega un poco de agua para crear una masa homogénea. Una vez la tengas lista, espolvorea un poco de harina sobre la superficie en la que amasarás y estírala haciendo presión con los dedos.

Luego ve armando el pan a la medida, teniendo en cuenta que del tamaño de la medida que tomes el resultado será el doble, ya que se inflará en el horno. Deja reposar los panes y al cabo de unos 15 minutos comienzas a meterlos al horno. Puedes hacerles unas aberturas en la parte superior y hornearlo por 40 minutos a 200 grados de temperatura. Pasado este tiempo, sácalo del horno, espera que se enfría y degusta.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram