¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Mundo

Niñera fue condenada por matar a un bebé con un «sacudón fuerte»

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Una historia desgarradora de negligencia y tragedia se desarrolló en un pequeño pueblo de Inglaterra, donde una niñera de 62 años, Karen Foster, fue sentenciada a 12 años y 7 meses de prisión por causar la muerte del pequeño Harlow Collinge, de tan solo 9 meses de edad. Este devastador incidente ocurrió el 1 de marzo de 2022, cuando la mujer perdió los estribos y sacudió violentamente al bebé, provocándole lesiones cerebrales irreversibles.

Inicialmente, Foster enfrentaba cargos por asesinato, pero finalmente aceptó declararse culpable de homicidio involuntario después de mantener conversaciones con la familia de la víctima. El fundamento de su declaración fue que un «sacudón fuerte» causó la muerte de Harlow después de que el niño se cayera de su silla alta y comenzara a llorar.

En el Tribunal de la Corona de Preston, el juez Barry Cotter describió a Harlow como un «niño feliz, saludable y muy querido». Sin embargo, también señaló que Foster decidió continuar cuidando niños a pesar de sus problemas de salud y el dolor en su cadera, lo cual contribuyó a su «pérdida de los estribos».

Reacciones de la familia y autoridades

Al escuchar la sentencia, los familiares de Harlow gritaron insultos hacia Foster, expresando su odio y repudio por sus acciones. La madre del pequeño, Gemma Collinge, compartió su «culpabilidad» por haber planeado trasladar a Harlow a una guardería seis semanas después de contratar a Foster debido a preocupaciones sobre la cantidad de niños que cuidaba.

Collinge también expresó: «No puedo pensar en nada más malvado. Es despreciable. Me culpo todos los días por la muerte de mi hijo. Este monstruo, Karen Foster, no merece nada. Espero que sus acciones la persigan».

Por su parte, el detective superintendente Allen Davies declaró: «Las pruebas demostraron más allá de toda duda razonable que Foster fue la única responsable del asesinato ilegal de Harlow».

Detalles del trágico incidente

Según los informes, Foster llamó al servicio de emergencias 999 ese fatídico día, afirmando que Harlow no respiraba y que se había «colapsado repentinamente». Sin embargo, más tarde intentó culpar a Collinge por las lesiones del bebé.

Cuando los paramédicos llegaron, encontraron a Harlow con la piel morada y moteada, sin pulso, sin respiración y con las pupilas fijas. Fue trasladado de urgencia al Royal Blackburn Hospital, pero lamentablemente falleció cuatro días después debido a las lesiones cerebrales masivas.

Durante el juicio, se reveló que Foster había infringido las reglas de la Ofsted (Oficina de Estándares en Educación) sobre el número y las edades de los niños que debería haber estado cuidando. Esto lo hacía con el fin de ganar más dinero de los padres.

Además, Foster había presentado reclamaciones de beneficios por discapacidad en 2018 y 2022, afirmando que se sentía constantemente somnolienta y cansada, y que a veces apenas podía moverse o realizar actividades diarias de manera segura.

Quejas previas y exceso de niños a cargo

Una madre cuyos hijos estaban bajo el cuidado de Foster se quejó ante la Ofsted en diciembre de 2021, alegando que la niñera estaba cuidando a demasiados niños, en algunas ocasiones hasta 10 menores.

Sin embargo, Foster mintió al regulador y a otros padres, negando haber excedido el número permitido de niños y afirmando falsamente que había sido enfermera y que su esposo también era una niñera registrada.

Según las normas de la Ofsted, Foster tenía permiso para cuidar a un máximo de seis niños menores de ocho años. De estos seis, solo tres podían ser «niños pequeños» (definidos como menores hasta el 1 de septiembre siguiente a su quinto cumpleaños), y solo uno podía ser menor de un año.

No obstante, en ciertos días, Foster excedía la proporción permitida por la Ofsted, poniendo en riesgo la seguridad y el bienestar de los niños a su cargo.

Además del caso de Harlow Collinge, Foster enfrentaba una acusación adicional de haber agredido a una niña de dos años bajo su cuidado en 2019. Sin embargo, la fiscalía indicó que solicitaría que ese cargo se mantuviera en archivo.

Lee también:
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información