Salud

Mitos y verdades sobre las proteinas vegetales

En el mundo de la alimentanción, hay mucho desconocimiento o creencias erróneas con respecto al vegetarianismo. Entre las dudas que más surgen es sobre el tema de las proteínas vegetales, puesto que es sabido que las proteínas son nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Y es que, sabemos que las proteínas pueden ser de origen animal o vegetal, pero las de animales son las más conocidas. Esto hace que haya tantos mitos sobre las proteínas vegetales que es fácil confundirse. Por eso, en este artículo derrumbaremos algunos mitos y aclararemos algunas dudas.

Mitos sobre las proteínas vegetales que no son ciertos

1. Los deportistas necesitan consumir más proteínas y, por tanto, deben comer carne y no pueden ser vegetarianos:

Esta afirmación es parcialmente cierta. La cantidad de proteínas que el cuerpo necesita depende de varios factores, como el sexo, la edad, el peso y la actividad física.

Según la OMS, un adulto que no realiza una actividad física intensa tiene unas necesidades diarias de 0,83 g de proteínas por kilo. En cambio, los hombres y mujeres que realizan una actividad física intensa y regular necesitan entre 1,2 y 2 g de proteínas por kilo y día. Esto se debe a que las proteínas son esenciales para el desarrollo muscular. Sin embargo, donde este mito se equivoca es en la necesidad de comer carne.

Para cubrir sus necesidades de proteínas, puede complementar su dieta con proteínas vegetales orgánicas procedentes de plantas. Llevar una dieta equilibrada y comer mejor (en términos de calidad y cantidad) durante un esfuerzo físico intenso será suficiente en la mayoría de los casos. Y las proteínas de origen vegetal pueden utilizarse para complementar una dieta deportiva. Además, el deporte de alto nivel es perfectamente adecuado incluso con una dieta vegana, es decir, una dieta basada en proteínas vegetales.

2. Hay que comer cereales y legumbres juntos en todas las comidas

Este primer mito es, por supuesto, falso. Claro que puedes comer cereales y legumbres juntos. Pero esto no significa que tenga que complementar sus necesidades de proteínas.

Este mito se debe esencialmente al hecho de que la metionina, el aminoácido limitante (que el cuerpo no puede producir, o no puede producir en cantidades suficientes) en las legumbres, se encuentra en grandes cantidades en los cereales. En cambio, el aminoácido limitante de los cereales (lisina) se encuentra en abundancia en las legumbres.

Sin embargo, no es imprescindible comer legumbres y cereales en cada comida para obtener todos los aminoácidos esenciales. Esta es la ventaja de comer una variedad de alimentos cada día. Con las variadas comidas que se realizan durante la semana, se obtienen todas las proteínas que el cuerpo necesita. Lo único que hay que hacer es intentar llevar una dieta equilibrada y variar las comidas.

En resumen, los cereales, las hortalizas, las semillas oleaginosas y las legumbres que consuma durante varios días le proporcionarán todas sus necesidades. No es necesario comer cereales y legumbres en cada comida.

3. Las proteínas vegetales no son de buena calidad

Esta afirmación es, por supuesto, falsa. Aunque las proteínas vegetales sean incompletas, no son de mala calidad.

Los que han hecho esta afirmación están defendiendo que la proteína vegetal es de calidad inferior. Sin embargo, las proteínas vegetales contienen los 8 aminoácidos esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Es cierto que el tipo de proteína difiere de un alimento vegetal a otro. Pero como comemos diferentes tipos de alimentos cada día, la variedad de verduras y plantas que comemos ayuda a evitar cualquier deficiencia.

4. Las proteínas vegetales y animales no son iguales

Esta afirmación es cierta. Su diferencia radica principalmente en su composición de aminoácidos. De hecho, hay 22 aminoácidos proteinogénicos. 11 de ellos son sintetizados inmediatamente por el organismo, mientras que los otros provienen de nuestra alimentación. Estas últimas son proteínas esenciales, imprescindibles para nuestro organismo.

Las proteínas vegetales tienen un contenido limitado de ciertos aminoácidos esenciales. Así, ninguna legumbre o verdura puede cubrir todas nuestras necesidades de proteínas. Sin embargo, para evitar una deficiencia, basta con variar la dieta y, por tanto, las fuentes de proteínas vegetales. Los cereales, las legumbres y las verduras deben incluirse en la dieta diaria para garantizar una buena salud.

5. Las proteínas sólo se encuentran en la carne

Como puede ver, esta afirmación es, por supuesto, falsa. De hecho, las proteínas también se encuentran en los alimentos de origen vegetal. Los alimentos que consumimos a diario, ya sea en el marco de una dieta vegana o no, contienen grandes cantidades de proteínas de origen vegetal. Es el caso de las legumbres como las lentejas, la soja, los guisantes, las alubias y el tofu, las semillas oleaginosas como las avellanas y las almendras, las verduras y los cereales.

Incluso con una dieta vegana, una persona no puede tener carencia de proteínas si lleva una dieta equilibrada.

6. La proteína animal es mejor que la vegetal

Aquí también tenemos un mito totalmente falso e infundado. De hecho, las afirmaciones relacionadas con el índice químico son sólo teóricas y no pueden aplicarse en modo alguno a una persona que adopte una dieta variada.

Por el contrario, las proteínas vegetales son mucho más saludables y mejores para nuestro organismo. No tienen grasa y contienen fibra, que es buena para el organismo.

Ventajas de las proteínas vegetales

Las proteínas vegetales tienen la ventaja de contener mucha menos grasa que las proteínas animales. Esto significa que no favorecen la formación de colesterol. Sin embargo, proporcionan el aporte de proteínas que el cuerpo necesita para mantenerse en forma.

Adoptar proteínas vegetales es, por tanto, una alternativa más saludable. Rico en fibra y carbohidratos complejos, es por tanto mucho mejor para mantener una buena salud. El consumo de proteínas vegetales ayuda al cuerpo a deshacerse de las toxinas y favorece la digestión. También combate el sobrepeso y las enfermedades cardiovasculares.

También puede leer: ¿Te gusta comer saludable? Haz estas 2 recetas bajas en calorías

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram