¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Los medicamentos que nunca deberías mezclar con café

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

El café es una de las bebidas más populares en todo el mundo. Muchas personas disfrutan de una taza de café por la mañana para comenzar el día con energía. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos medicamentos no deben mezclarse con el café, ya que pueden tener interacciones negativas. A continuación, te presentamos algunos medicamentos que nunca deberías mezclar con café:

  1. Medicamentos para la presión arterial:

El médico mide la presión arterial de una persona adulta.
Foto: Freepik

Algunos medicamentos para la presión arterial, como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA), pueden interactuar con la cafeína del café y aumentar los efectos secundarios, como la taquicardia y la ansiedad. Estos medicamentos se usan comúnmente para tratar la hipertensión, pero si se toman junto con el café, pueden potenciar los efectos estimulantes de la cafeína y aumentar la presión arterial. Esto puede ser especialmente peligroso para las personas que ya tienen problemas de presión arterial alta.

  1. Medicamentos para el corazón:

Los medicamentos para el corazón, como los betabloqueantes, también pueden interactuar con la cafeína. Los betabloqueantes se utilizan para tratar afecciones como la hipertensión, la angina de pecho y los trastornos del ritmo cardíaco. Sin embargo, al mezclarlos con café, la cafeína puede contrarrestar los efectos de estos medicamentos y aumentar la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Esto puede ser especialmente peligroso para las personas con problemas cardíacos, ya que puede poner una mayor carga en el corazón.

  1. Antidepresivos:

doctor entrega tres blisters de medicamentos
Foto: Freepik

Algunos antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), pueden aumentar los efectos estimulantes de la cafeína. Los ISRS se utilizan para tratar la depresión y otros trastornos del estado de ánimo. Al combinarlos con cafeína, se puede aumentar la estimulación del sistema nervioso central, lo que puede provocar nerviosismo, insomnio y otros efectos secundarios no deseados. Además, la cafeína también puede afectar la absorción y la eficacia de algunos antidepresivos, por lo que es importante consultar con un médico antes de combinarlos.

  1. Medicamentos para el sistema nervioso central:

Los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, como los estimulantes y los medicamentos para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), pueden tener interacciones negativas con la cafeína. Estos medicamentos también estimulan el sistema nervioso central y pueden aumentar la excitación y la hiperactividad. Al combinarlos con el café, que también contiene cafeína, se puede potenciar aún más la estimulación del sistema nervioso central y causar efectos secundarios no deseados como nerviosismo, irritabilidad y dificultad para dormir.

Es importante tener en cuenta que cada persona es diferente y puede reaccionar de manera distinta a la combinación de medicamentos y cafeína. Por eso, es fundamental consultar siempre con un médico o farmacéutico antes de mezclar cualquier medicamento con café u otras bebidas que contengan cafeína. Ellos podrán brindarte información específica sobre las interacciones y los posibles efectos secundarios.

Recuerda que la seguridad y el bienestar son lo más importante cuando se trata de medicamentos. Siempre sigue las recomendaciones y pautas proporcionadas por los profesionales de la salud. No dudes en preguntarles cualquier duda que tengas y no tomes decisiones por tu cuenta sin consultar con ellos.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también: