Mundo

Israel advierte que los ataques a Gaza son «sólo el principio», Hamás dice estar preparado

Israel advirtió el martes por la noche que sus ataques contra Gaza eran "sólo el principio", Hamás, en el poder en el enclave palestino, autor de cientos de lanzamientos de cohetes hacia suelo israelí, dijo que estaba "preparado".

La tensión no ha dejado de aumentar este martes. A pesar de los reiterados llamamientos de la comunidad internacional a la calma tras días de tensión en torno a Jerusalén, Israel, a través de su primer ministro Benyamin Netanyahu, anunció que «intensificará» sus ataques contra Hamás, que controla el enclave palestino de la Franja de Gaza.

Por la noche, tras la muerte de una mujer en los suburbios de Tel Aviv, que eleva a tres el número de víctimas israelíes por el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, advirtió que los ataques israelíes eran «sólo el principio». «Todavía hay muchos objetivos en el punto de mira, esto es sólo el principio», dijo en televisión. Las incursiones israelíes en Gaza han dejado 30 palestinos muertos.

«Si (Israel) quiere una escalada, la resistencia está preparada y si (Israel) quiere parar nosotros también estamos preparados», dijo el líder de Hamás, Ismail Haniyeh, al pedir a las fuerzas del orden israelíes que se retiren de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, escenario de violentos enfrentamientos entre la policía israelí y los manifestantes palestinos durante varios días.

«Desde ayer (lunes), el ejército ha llevado a cabo cientos de ataques contra Hamás y la Yihad Islámica en Gaza… Y vamos a intensificar aún más la potencia de nuestros ataques», había dicho Benyamin Netanyahu en un vídeo difundido por sus servicios, añadiendo que Hamás «recibirá una paliza que no espera.»

Anteriormente, el ministro de Defensa, Benny Gantz, aprobó una solicitud del ejército para movilizar a 5.000 reservistas, pero no quedó claro de inmediato cuándo se aplicará la decisión.

Cerca de Nablus, en el norte de la Cisjordania ocupada, el ejército israelí disparó contra dos miembros del servicio de inteligencia palestino: uno murió y el otro resultó herido. En la noche de este martes, un ataque israelí destruyó un edificio de diez pisos en Gaza que albergaba las oficinas de funcionarios de Hamás. En respuesta, el movimiento islamista Hamás afirmó haber lanzado 130 cohetes hacia la metrópoli israelí de Tel Aviv.

Peligroso aumento de la tensión

Los ataques israelíes en Gaza son los mayores desde noviembre de 2019. En ese momento, el Estado hebreo llevó a cabo el asesinato selectivo de un alto comandante de la Yihad Islámica, Baha Abu al-Ata, responsable de numerosos atentados en Israel. Tras la muerte de su comandante, la Yihad Islámica lanzó unos 500 cohetes hacia Israel, que golpearon las posiciones de este movimiento, pero trataron de evitar las de Hamás, para no poner en peligro la tregua con este movimiento.

Desde el lunes por la noche, los movimientos islamistas armados de Hamás y la Yihad Islámica han aumentado el número de cohetes lanzados contra Israel. Como consecuencia de los ataques, más de 70 israelíes estaban siendo atendidos en el hospital Barzilai de Ashkelon, según los mismos servicios de emergencia. Hamás dijo que había disparado 137 cohetes en «cinco minutos» el martes por la tarde contra la ciudad y la cercana Ashdod, en ataques simultáneos destinados a frustrar el escudo antimisiles «Cúpula de Hierro» de Israel.

Washington interviene con sus socios árabes

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este martes a su sucesor, Joe Biden, de mostrar «debilidad» y no apoyar a Israel con la suficiente fuerza. El demócrata dejó claro que el conflicto palestino-israelí, sin esperanzas de una rápida resolución, no está entre sus prioridades. Pero, como en el caso de muchos de sus predecesores, la crisis ya está obligando al presidente de los Estados Unidos a involucrarse, como mínimo, para evitar una explosión.

En los últimos días, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, y el consejero de seguridad nacional, Jake Sullivan, han multiplicado sus contactos y declaraciones a favor de una «desescalada». Según los observadores, Washington también está interviniendo ante sus socios árabes, como Egipto, Jordania o Qatar, para que favorezcan un alto el fuego entre Israel y el movimiento islamista Hamás.

También puede interesarle leer: Tensiones en Oriente Medio: la comunidad internacional llama a la calma

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -