¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Colombia

Estos municipios están en riesgo de crisis humanitaria por falta de energía eléctrica

Las elecciones del próximo 29 de octubre no podrían llevarse a cabo

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Un paro de transportadores de combustibles es adelantado desde mediados de la semana pasada en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico colombiano, situación que tiene afectados a cuatro municipios no interconectados en el departamento del Chocó, los cuales hoy ya están con racionamiento total de energía.

“Nuquí, Bahía Solano, Juradó y Bajo Baudó están a oscuras desde hace varios días, por ende, expuestos a una cantidad de limitaciones vulneratorias de sus derechos fundamentales, que podría derivar en una crisis humanitaria”, aseguró el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.

energía
Foto: Defensoría del Pueblo

Extorsionan a los transportadores

El diésel, que también se le conoce como ACPM, esencial para el funcionamiento de las plantas eléctricas, no se puede llevar, vía fluvial, a los cuatro pueblos chocoanos desde el puerto de Buenaventura, único punto de distribución, porque los transportadores se vieron en la obligación de parar debido a que los extorsionan, según la información obtenida por la Defensoría del Pueblo, por el grupo armado ilegal Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC – Clan del Golfo).

“Para que lo puedan transportar, tienen que pagarles un ‘impuesto’, por litro que lleven, a los integrantes de las Autodefensas Gaitanistas, es una situación lamentable; por eso, hago un llamado urgente a la fuerza pública, para que les dé protección a los transportadores de combustibles en sus recorridos. Necesitan hacer sus viajes sin ningún tipo de presiones ejercidas por los grupos criminales, sin temor alguno”, señaló Camargo Assis.

chocó / energía
Foto: Defensoría del Pueblo

Situación más compleja

Agregó que, de continuar el cese de operaciones fluviales, se podría configurar una situación más compleja en materia de derechos humanos, por cuenta de la ausencia del diésel y la gasolina en los cuatro casos urbanos y sus zonas rurales.

El no poder transportar a los enfermos de los campos a las cabeceras municipales, una parálisis del comercio y el turismo, este último es fundamental para la economía de la región, entre otras situaciones, agravarían el actual panorama.

“De llegar a faltar las medicinas, los alimentos, el agua potable, los elementos básicos para el día a día de las comunidades, configuraría en definitiva una crisis de proporciones mayores. Las autoridades competentes deben actuar cuanto antes”, concluyó el Defensor.

Lee también:
María Vargas Jimenez
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información