¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Colombia

Estas son las 20 EPS que no tienen recursos para cubrir asegurados en Colombia

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

En Colombia, el sistema de salud se enfrenta a diversos desafíos financieros que afectan directamente a las Entidades Promotoras de Salud (EPS). Uno de los principales problemas que han surgido es la falta de recursos para cubrir las reservas técnicas, lo que pone en riesgo la garantía del riesgo de los asegurados.

Según un informe presentado por la Superintendencia Nacional de Salud (Supersalud), 20 de las 24 EPS del país no cuentan con los recursos suficientes para cumplir con esta obligación.

Por su parte, el presidente Gustavo Petro indicó que solo 4 EPS cuentan con recursos legales para cubrir sus pasivos. 

«En este informe se puede ver cómo las EPS han evadido la ley al no garantizar los recursos para las reservas técnicas y al que están obligadas por la ley. Estos recursos sirven para garantizar el riesgo de sus asegurados. El faltante es de cerca de 12 billones de pesos que son recursos públicos y que fueron utilizados por fuera de la ley», escribió el mandatario en su cuenta en X.

La falta de recursos para las reservas técnicas

De acuerdo con el informe de la Supersalud, las EPS en Colombia deben contar con reservas técnicas para garantizar el pago de los servicios de salud tanto conocidos como los que no se conocen pero que forman parte de los servicios y tecnologías financiados. Estas reservas técnicas son vitales para proteger a los asegurados y asegurar que puedan acceder a la atención médica que necesitan. Sin embargo, el informe revela que solo cuatro de las 24 entidades analizadas cuentan con un respaldo adecuado en recursos líquidos para cubrir sus pasivos.

El faltante histórico de recursos para las reservas técnicas ha ido aumentando a lo largo del tiempo. Según el informe, en 2014, el déficit acumulado era cercano a los $5 billones de pesos. En ese momento, se estableció un plazo de siete años para corregir esta situación, que venció en diciembre de 2021. Sin embargo, en lugar de reducirse, el déficit ha aumentado significativamente, alcanzando los $12,4 billones de pesos en la actualidad. Esto representa un incumplimiento por parte de las EPS de su obligación de garantizar los recursos necesarios para proteger a los asegurados.

Las EPS afectadas por la falta de recursos

Las 20 EPS que no cuentan con los recursos suficientes para cubrir sus reservas técnicas son: Sura, Sanitas, Compensar, Nueva EPS, Famisanar, Salud Total, Savia Salud, EPS Familiar de Colombia, Mutual Ser, Asmet Salud, Cajacopi, Capital Salud, Capresoca, Comfenalco Valle, Comfachocó, Comfaoriente, Emssanar, SOS, EPM y Ferrocarriles Nacionales. Estas entidades representan una parte significativa del sistema de salud colombiano y su falta de recursos pone en peligro la atención médica de millones de asegurados.

La Superintendencia Nacional de Salud ha señalado que estas EPS registraron una reserva técnica de 18 billones de pesos a corte de junio de 2023. Sin embargo, solo disponen de 6,3 billones de pesos de respaldo «cierto y efectivo» para hacer frente a las necesidades de los usuarios del sistema de salud. Esta falta de recursos compromete la capacidad de las EPS para garantizar la atención médica oportuna y de calidad a sus asegurados.

Las causas de la falta de recursos

La falta de recursos para las reservas técnicas de las EPS en Colombia se debe a una serie de factores. En primer lugar, se ha identificado una falta de capitalización o fortalecimiento patrimonial por parte de estas entidades. Esto significa que no han destinado los recursos necesarios para cubrir sus obligaciones financieras y garantizar la protección de los asegurados. Además, el informe de la Supersalud destaca que las gabelas normativas concedidas por gobiernos anteriores han agravado la crisis financiera de las EPS, complicando aún más la situación.

El incumplimiento de las EPS en garantizar los recursos para las reservas técnicas también implica un mal manejo de los recursos públicos. Según el informe presentado por el presidente Gustavo Petro, se estima que el faltante de recursos asciende a cerca de 12 billones de pesos que fueron utilizados de manera irregular y por fuera de la ley. Esta situación plantea serias preocupaciones sobre la transparencia y la rendición de cuentas en el sistema de salud colombiano.

Las consecuencias para el sistema de salud

La falta de recursos para las reservas técnicas de las EPS tiene importantes consecuencias para el sistema de salud colombiano. En primer lugar, pone en riesgo la atención médica de los asegurados, ya que las EPS no cuentan con los recursos suficientes para garantizar el pago de los servicios de salud. Esto puede llevar a retrasos en la atención, la negativa de servicios médicos necesarios y una disminución en la calidad de la atención.

Además, la falta de recursos puede afectar la sostenibilidad financiera de las EPS y poner en peligro su funcionamiento. Si estas entidades no pueden cumplir con sus obligaciones financieras, corren el riesgo de entrar en quiebra o tener que reducir su capacidad de prestación de servicios. Esto tendría un impacto negativo en los asegurados y en el sistema de salud en general.

Acciones para abordar la falta de recursos

Ante esta situación, es necesario tomar medidas para abordar la falta de recursos para las reservas técnicas de las EPS en Colombia. En primer lugar, es fundamental garantizar la transparencia y la rendición de cuentas en el manejo de los recursos públicos destinados al sistema de salud. Esto implica establecer mecanismos de control y supervisión efectivos para asegurar que los recursos se utilicen de manera adecuada y cumplan con las regulaciones establecidas.

Además, es necesario fortalecer la supervisión y el control por parte de la Superintendencia Nacional de Salud para garantizar el cumplimiento de las obligaciones financieras por parte de las EPS. Esto incluye la imposición de sanciones y medidas correctivas en caso de incumplimiento. Asimismo, es importante promover la colaboración entre el sector público y privado para buscar soluciones conjuntas y sostenibles a los desafíos financieros del sistema de salud.

Lee también: