Estilo de vida

¿Cómo eliminar el sabor amargo de los pepinos?

El amargo suele concentrarse en el extremo del pepino y puede ser consecuencia de la fertilización, la temperatura, el riego y el espacio de la verdura. Es muy raro que el sabor se encuentre en las partes más profundas del pepino, es más frecuente encontrarlo en las zonas más verdes bajo la piel.

Una de las mejores formas de eliminar el sabor amargo de los pepinos es la que le mostraremos a continuación: en primer lugar, hay que pelar el pepino con un cuchillo afilado. Para pelar esta hortaliza, se debe pelar hasta el extremo del pepino, ya que es la parte donde el amargo es más intenso.

Después debe cortar el pepino por la mitad. Luego, le recomendamos que retire todas las semillas, ya que los pepinos, cuando son maduros, suelen tener semillas que pueden afectar a su sabor, dándole un gusto más amargo o incluso agrio. Una vez que lo haya vaciado y pelado, puede cortarlo en cubos o en rodajas, según desee.

Puede interesarle: ¿Cómo cultivar estas plantas medicinales en tu casa?

Además de pelar el pepino por capas, haciendo hincapié en el tallo, una de las mejores formas de eliminar el sabor amargo es ponerlo en remojo. Después de pelarlo, es aconsejable dejarlo en agua azucarada durante dos horas para que el azúcar absorba y camufle el sabor desagradable.

Esta es una técnica que nunca falla y con un poco de paciencia, después de pasar un tiempo en agua con azúcar, el pepino tendrá un sabor delicioso y jugoso. Luego puede cortar a su gusto y condimentar a su gusto, por ejemplo, si utiliza especias como orégano y especies de menta, el resultado será delicioso.

Además de remojar el pepino en agua con azúcar, también es muy efectivo dejarlo en agua muy fría o con cubitos de hielo durante unos 5 minutos, verá que después el pepino habrá perdido todo rastro de amargor. Otra opción para quitarle este sabor que a muy poca gente le gusta, es remojarla en leche y azúcar durante unos minutos después de pelarla y verá que el resultado es inmejorable.

Otro truco para eliminar el amargo de los pepinos es añadir, por un pepino, el zumo de medio limón. El limón mantendrá el pepino fresco, evitando que se ponga negro.