Mundo

El escalofriante hallazgo de los restos de 215 niños en un colegio canadiense

“Me rompe el corazón”, expresó el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. “Es un triste recuerdo de este oscuro y lamentable capítulo de nuestra historia”, dijo sobre el descubrimiento en la Escuela Residencial India Kamloops

Una investigación ha sacado a la luz los restos de 215 niños enterrados en el lugar donde estaba un antiguo colegio residencial de Kamloops, en la Columbia Británica, un descubrimiento que se describe como «desgarrador» pero no sorprendente.

Rosanne Casimir, jefa de la comunidad de Kamloops, dijo en un comunicado el jueves que la información sobre la naturaleza de los restos se confirmó el pasado fin de semana con la ayuda de un especialista en radares de penetración. Los forenses están trabajando para determinar la causa exacta y la fecha de las muertes, informó la televisión pública canadiense, CBC.

Casimir calificó el descubrimiento como una pérdida impensable de la que se ha hablado, pero nunca se ha documentado en el internado de Kamloops.

Un archivista del museo local está trabajando con el Museo Real de la Columbia Británica para tratar de encontrar registros de las muertes, dijo.

“Hasta donde sabemos, las de estos niños perdidos son muertes indocumentadas. Algunos tenían solo tres años”, dijo Casimir, en declaraciones a la cadena británica BBC.

Se espera que los resultados preliminares de la investigación se publiquen en un informe en junio.

Una validación de la verdad expresada por los supervivientes

«Reaccioné con lágrimas», dijo Mary Wilson, presidenta de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) de Canadá sobre los internados.

«Todavía no lo sabemos todo […] entonces pensé también en las familias que son los descendientes, los padres de esos niños, que deseaban tanto saber dónde, cuál era el final de sus hijos, de sus primos, de sus abuelos y así [experimenté] toda una fila de emociones hoy».

Este tipo de escuelas se crearon en los siglos XIX y XX para asimilar de forma forzosa a los jóvenes indígenas y estaban financiadas por el Estado y gestionadas por organizaciones religiosas.

La de Kamloops era la más grande del país, abierta en 1890 bajo una administración católica, y acogía a unos 500 estudiantes en su momento álgido, en la década de 1950. En 1969 el Gobierno federal asumió su gestión y la convirtió en residencia estudiantil y así funcionó hasta su cierre, en 1978.

“Me rompe el corazón”

“Me rompe el corazón”, expresó en Twitter el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. “Es un triste recuerdo de este oscuro y lamentable capítulo de nuestra historia. Mis pensamientos están con todos los afectados por esta desgarradora noticia”, escribió el mandatario, quien ha hecho de la reconciliación con los primeros pueblos de Canadá una de sus prioridades desde que asumió el cargo en 2015.

La ministra de Relaciones Indígenas, Carolyn Bennett, criticó estos internados y manifestó que son producto de una “vergonzosa” política colonial. Además, se comprometió a “rendir homenaje a estas almas inocentes perdidas”.

Entre 1863 y 1998 se calcula que más de 150.000 menores indígenas fueron arrancados de sus hogares e internados en estos colegios en los que no se les permitía hablar su idioma o manifestar su cultura y donde eran frecuentes maltratos y abusos.

Se estima que al menos 3.200 murieron, en su mayoría de tuberculosis, según las conclusiones de una comisión nacional de investigación.

También puede interesarle leer: En España encuentran el cadáver de una mujer colombiana en una casa