¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Economía

¿Qué sucede con las deudas que no se han pagado durante varios años?

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Las deudas impagas pueden tener un impacto significativo en la vida financiera de una persona. Cuando alguien incumple con sus obligaciones de pago, se generan reportes negativos en las centrales de riesgo, lo que puede afectar su historial crediticio y su capacidad para obtener crédito en el futuro.

Importancia de las centrales de riesgo

Las centrales de riesgo son entidades encargadas de recopilar y registrar información sobre el comportamiento financiero de las personas. Estas entidades asignan un puntaje o calificación a cada individuo, reflejando su nivel de responsabilidad financiera. Cuando una persona cumple con sus obligaciones, se generan informes positivos, lo que puede facilitar el acceso a créditos y otros servicios financieros. Por otro lado, si alguien incumple con sus pagos, se generan reportes negativos, lo que puede dificultar la obtención de crédito en el futuro.

Las entidades financieras utilizan esta información para evaluar el riesgo crediticio de los solicitantes y determinar si les otorgan o no un préstamo. Si una persona tiene reportes negativos en las centrales de riesgo, es posible que las instituciones financieras duden en prestarle dinero, o que le ofrezcan condiciones menos favorables, como tasas de interés más altas o montos de crédito más bajos.

Permanencia de los reportes negativos

La legislación establece que los reportes negativos generados por incumplimientos o moras iguales o superiores a 2 años tienen un límite de permanencia de 4 años, contados a partir de la fecha de pago o extinción de la obligación. En casos donde la mora es inferior a dos años, el reporte negativo permanecerá por el doble del tiempo de la mora, calculado desde el pago de las cuotas vencidas. Es importante tener en cuenta que esta información negativa puede afectar la vida crediticia de una persona durante ese período de tiempo.

En contraste, la información positiva se conserva de manera indefinida en el historial crediticio. Esto significa que los buenos comportamientos financieros, como pagar a tiempo y cumplir con las obligaciones, pueden tener un impacto duradero y beneficioso en la capacidad de una persona para obtener crédito en el futuro.

Prescripción de deudas

En Colombia, existe lo que se conoce como «prescripción de deuda». Esto significa que después de cierto tiempo sin pagar una deuda, el deudor ya no está legalmente obligado a pagarla y el acreedor no puede exigir el pago. Sin embargo, es importante destacar que la deuda no desaparece por completo. Aunque no se le puede cobrar al deudor, la deuda persiste y puede tener consecuencias negativas en su historial crediticio.

A pesar de que ya no se puede exigir el pago de una deuda prescrita, el reporte negativo asociado a esa deuda puede permanecer en el historial crediticio del deudor. Esto puede afectar su capacidad para obtener crédito en el futuro e incluso poner en riesgo sus cuentas bancarias, ya que podría estar sujeta a un posible embargo.

Es importante tener en cuenta que los plazos de prescripción de deudas pueden variar dependiendo del tipo de deuda y la legislación vigente en cada país. En Colombia, el plazo de prescripción de deudas es de 5 años para las deudas civiles y comerciales, y de 10 años para las deudas hipotecarias.

Consecuencias de las deudas impagas a largo plazo

Las deudas impagas a lo largo del tiempo pueden tener consecuencias significativas en la vida financiera de una persona. Además de afectar su historial crediticio y su capacidad para obtener crédito en el futuro, las deudas impagas pueden generar estrés financiero y emocional.

Es importante buscar soluciones para hacer frente a las deudas y evitar que se acumulen a lo largo del tiempo. Algunas opciones pueden incluir la renegociación de la deuda, la consolidación de deudas o incluso la búsqueda de asesoramiento financiero profesional.

Recuerde que es fundamental mantener un buen historial crediticio, cumplir con las obligaciones de pago y evitar el sobreendeudamiento. Si se enfrenta a dificultades financieras, es recomendable buscar soluciones y asesoramiento profesional para evitar que las deudas se acumulen y afecten negativamente la vida financiera a largo plazo.

Lee también:
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información