Mundo

Condenan a Cristina Kirchner a 6 años de prisión e inhabilidad perpetua para ejercer cargos públicos

La expresidenta argentina enfrentó un proceso por delitos de corrupción

Cristina Kirchner, quien desde el 2007 hasta el 2015 fue presidenta de Argentina, recibió este 6 de diciembre una condena de seis años de prisión, acompañada de una inhabilidad perpetua para ejercer cargos públicos; todo esto como resultado del proceso judicial que se adelantó en su contra por hechos de corrupción.

Desde el Tribunal Oral Federal 2, los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso leyeron la sentencia, informándole al país al mundo que la pena contra Kirchner obedece solo a defraudación al Estado en la causa Vialidad, ya que por el delito de asociación ilícita terminaron absolviéndola.

Según los togados, la expresidenta cayó en administración fraudulenta, la cual se materializó a través de más de 50 licitaciones para obras de infraestructura vial en rutas nacionales entre los años 2003 y 2015, con el objetivo de «asegurar y disimular un beneficio ilegítimo a favor de, por lo menos, dos de las personas imputadas en este proceso: Cristina Fernández de Kirchner y Lázaro Antonio Báez».

«Tenemos la certeza de que, mediante la tramitación de cincuenta y un procesos de licitación pública para la construcción de obras viales sobre rutas nacionales y provinciales en la provincia de Santa Cruz, entre los años 2003 y 2015, tuvo lugar una extraordinaria maniobra fraudulenta que perjudicó los intereses pecuniarios de la administración pública nacional en los términos y condiciones establecidos por la ley penal», dijeron los magistrados.

Kirchner es la primera vicepresidenta que recibe condena

Recordemos que Kirchner en este momento es vicepresidenta de Argentina en ejercicio, y por ello esta es la primera vez la justicia de este país emite una condena contra la segunda mayor autoridad nacional. Sin embargo, vale decir que el fallo antes descrito aún no estás firme, razón por la cual ella aún no quedará tras las rejas y podrá apelar en el mes de marzo del año entrante y hasta podría postularse a la Presidencia en 2023.

Tras conocer su condena, la vicepresidenta concedió una alocución pública para hablar al respecto, y se mostró serena, pues a su juicio, esta sentencia «ya estaba escrita» desde el momento en el que ella asumió dicho cargo, ya que aseguró que existe una «mafia judicial».

«Esta condena tiene su origen en un sistema que muy ingenuamente, en 2019, definió como Lawfare. También hablé de Partido Judicial. Esto es más simple. No es Lawfare, ni Partido Judicial, es un Estado paralelo y mafia judicial», precisó.

 

 

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram