¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

¿Cómo saber si su mascota tiene un embarazo psicológico y qué hacer?

Es importante tener en cuenta que no es una enfermedad

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Los dueños de mascotas aman a sus animales y se preocupan por su bienestar, por lo que muchas veces notan comportamientos extraños en ellos. Uno de los fenómenos más comunes en perros y gatos es el embarazo psicológico.

La buena noticia es que este tipo de embarazo no es peligroso para la salud de la mascota, pero puede afectar su comportamiento y bienestar psicológico. Por eso, es importante saber cómo detectarlo y qué hacer al respecto.

¿Qué es un embarazo psicológico?

Es un fenómeno que ocurre en las mascotas después de un celo o incluso después de una esterilización. Durante este proceso, la mascota cree estar embarazada y muestra signos de gestación, como cambios en el comportamiento, cambios en el físico y comportamientos maternales. Es importante tener en cuenta que no es una enfermedad, sino un comportamiento natural de la mascota.

Signos de un embarazo psicológico

Los signos de un embarazo psicológico pueden variar según la mascota y su raza, pero a continuación se presentan los más comunes que los dueños de mascotas deben tener en cuenta:

Cambios en el comportamiento

Pueden ser más protectores con objetos inanimados, como juguetes o ropa, o incluso con personas. También pueden mostrar signos de ansiedad, como inquietud o inquietud, y pueden tener problemas para dormir.

Cambios físicos

Las glándulas mamarias pueden hincharse y producir leche, incluso si su mascota no está embarazada. También pueden tener un aumento en la ingesta de alimentos o incluso perder el apetito. Algunas mascotas también pueden mostrar signos de dolor abdominal.

Comportamiento maternal

Pueden buscar lugares para anidar, como cajas o armarios, y pueden llevar juguetes u objetos inanimados a su escondite. También pueden lamer o acurrucarse con objetos inanimados y pueden mostrar un mayor interés en los cachorros o gatitos.

Es importante tener en cuenta que estos signos también pueden estar presentes en una mascota que está embarazada, por lo que si hay alguna posibilidad de que su mascota pueda estar embarazada, es importante llevarla al veterinario para un diagnóstico.

¿Qué hacer si su mascota tiene un embarazo psicológico?

Si nota cualquiera de estos signos en su mascota, es importante llevarla al veterinario para un chequeo. Si se confirma un embarazo psicológico, su veterinario puede recomendar medicamentos o cambios en el estilo de vida para ayudar a aliviar los síntomas y ayudar a su mascota a recuperarse. Algunas formas de ayudar a su mascota incluyen:

  • Proporcionar un lugar cálido y cómodo para dormir
  • Limitar el acceso a los objetos que su mascota pueda querer proteger o anidar
  • Proporcionar juguetes y actividades para ayudar a distraer a su mascota
  • Darle a su mascota una dieta saludable y balanceada
  • Darle a su mascota mucho amor y atención
¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
María Vargas Jimenez
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información