¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

Causas del hipo y cómo eliminarlo

Es el resultado de un espasmo muscular que se produce cuando una persona respira de forma irregular

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

El hipo recurrente o de larga duración puede indicar una causa subyacente grave, como un daño neurológico. Por este motivo, es aconsejable buscar atención médica si el hipo dura más de 48 horas. Otras causas menos preocupantes del hipo son comer demasiado rápido y darse una ducha fría. En este artículo, aprenderás más sobre las causas del hipo, cómo deshacerse de él y cuándo buscar atención médica.

¿Qué es el hipo?

Es el resultado de un espasmo muscular que se produce cuando una persona respira de forma irregular. Cuando una persona inspira, utiliza los músculos intercostales (entre las costillas) y el diafragma (una lámina muscular en forma de cúpula situada bajo los pulmones).

En general, cuando una persona inhala, el diafragma tira hacia abajo para llevar el aire a los pulmones. Cuando una persona exhala, el diafragma se eleva para expulsar el aire. Cuando una persona tiene hipo, el diafragma se contrae y baja, aspirando aire entre las respiraciones. Inmediatamente después, la tráquea se cierra por un momento para impedir que el aire entre en los pulmones. Esto produce el característico sonido “hic”.

Las principales causas del hipo

Después de comer o beber

El hipo suele producirse después de comer o beber demasiado o demasiado rápido. El estómago, que está directamente debajo del diafragma, se distiende. Esto irrita el diafragma y hace que se contraiga, como ocurre cuando inspiramos.

Otras actividades relacionadas con la digestión pueden desencadenar el hipo:

  • Beber refrescos, alcohol. Comer alimentos calientes y luego fríos, o al revés
  • Acidez o reflujo ácido
  • Fumar
  • Tragar aire, incluso al hiperventilar

Activadores emocionales

A veces se produce debido a una interrupción de las vías nerviosas que van del cerebro a los músculos entre las costillas. Esto puede causar un hipo de corta duración después de un shock emocional o estrés, un cambio repentino de temperatura como tomar una ducha fría.

El hipo también puede ocurrir cuando una persona estira demasiado el cuello, por ejemplo al afeitarse; toma ciertos medicamentos o necesita anestesia durante la cirugía.

El hipo persistente

Es el que dura más de 48 horas. A veces un episodio de hipo puede durar más de dos meses. Los médicos los denominan hipo “refractario”. Esto puede deberse a un problema con:

  • El cerebro o la médula espinal
  • Estructuras que rodean el diafragma o la pared torácica
  • La composición de la sangre, como los niveles elevados de calcio en sangre
  • El estómago, si ejerce presión sobre el diafragma.

Consejos para superar el hipo

La gente utiliza varios remedios para curar el hipo a corto plazo. Algunas son útiles, pero otras no. Aquí hay algunos que pueden ayudar:

  • Mantenga la respiración durante un corto período de tiempo
  • Lleva las rodillas al pecho e inclínate hacia delante
  • Respira en una bolsa de papel
  • Toma unos sorbos de agua helada
  • Toma un poco de limón o vinagre
  • Trague un poco de azúcar granulado
  • Beba un vaso de agua, que estimulará la nariz y la garganta
  • Colocar una compresa fría en la cara
  • Sentir un susto repentino

¿Cuándo acudir al médico por el hipo?

Debe acudir al médico si el hipo dura más de 48 horas, si ocurre con frecuencia o si afecta a la comodidad y la calidad de vida de la persona.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
María Vargas Jimenez