Salud

¿Qué es y cómo saber si sufro el síndrome del intestino irritable?

El trastorno crónico se desarrolla normalmente durante la adolescencia o en los primeros años de la edad adulta.

El síndrome del intestino irritable es un trastorno frecuente que afecta el intestino grueso. Los signos y síntomas comprenden dolor abdominal, hinchazón, cólicos, gases y diarrea o estreñimiento, o ambos.

¿Cuáles son sus causas?

Las causas exactas del síndrome de intestino irritable no se conocen bien. Varios expertos han planteado algunas hipótesis. Aquí están algunas de las más importantes:

  1. Las contracciones de los intestinos de las personas con síndrome de intestino irritable pueden tener movimientos anormales. Algunos creen que las personas con síndrome de intestino irritable son ultrasensibles a la actividad normal de esta parte del sistema digestivo.
  2. Infecciones bacterianas en el tracto digestivo
  3. Cambios hormonales que al parecer pueden agravar los síntomas del intestino irritable
  4. Algunos creen que el síndrome puede aparecer en algunos casos como resultado de una gastroenteritis
  5. Intolerancia o sensibilidad a ciertos alimentos que causan síntomas digestivos
  6. Los factores emocionales: estrés, ansiedad, depresión y miedo
¿Cuáles son los factores de riesgo?

El síndrome es muy frecuente y se estima que en los países industrializados una de cada cinco personas puede verse afectada. Actualmente representa más de un tercio de las consultas digestivas. Se diagnostica mucho más en mujeres que en hombres. Esto puede deberse a que ellas acuden con más frecuencia al médico, y no necesariamente porque sean más propensas a ser afectadas.

El trastorno crónico se desarrolla normalmente durante la adolescencia o en los primeros años de la edad adulta.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Los signos y síntomas del síndrome del intestino irritable varían. Los más frecuentes son: dolor abdominal, cólicos o hinchazón que suelen aliviarse de forma total o parcial al evacuar los intestinos. También exceso de gases, dolor de cabeza, fatiga, depresión, ansiedad y dificultad para concentrarse. Diarrea o estreñimiento; a veces, episodios alternados de diarrea y estreñimiento, mucosidad en las heces.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram