Medio AmbienteMundo

La Tierra batió récord: esto duró el día más corto en la historia

La Tierra registró el pasado 29 de junio el día más corto desde que los científicos comenzaron a usar relojes atómicos para medir su velocidad de rotación. “El pasado viernes, la Tierra completó una vuelta en 1,59 milisegundos en menos de 24 horas. Este es el último de una serie de récords de velocidad para la Tierra desde 2020”, afirmó el sitio web timeanddate.

En los últimos años, la Tierra se ha estado acelerando. En 2020, timeanddate informó que la Tierra había alcanzado sus 28 días más cortos desde que comenzaron las mediciones diarias precisas con relojes atómicos en la década de 1960.

El día más corto de todos en 2020 fue de -1,47 milisegundos el 19 de julio. La Tierra continuó girando rápidamente en 2021, aunque el día más corto del año en 2021 fue una fracción más largo que en 2020.

Ahora, en 2022, las cosas se han acelerado nuevamente. El 29 de junio, la Tierra estableció un récord para el día más corto de la era del reloj atómico: -1,59 milisegundos. La Tierra casi volvió a batir su récord el mes siguiente, registrando una duración del día de -1,50 milisegundos el 26 de julio.

¿Por qué está pasando esto?

“Podría estar relacionado con procesos en las capas internas o externas de la Tierra, los océanos, las mareas o incluso el clima” afirma el sitio web, que también asegura que los científicos no están seguros y se esfuerzan por hacer predicciones sobre la duración del día con más de un año de anticipación. Pero hay ideas tentativas.

Otra teoría con la que explicarían la disminución actual en la duración del día podría tener alguna relación con el ‘bamboleo de Chandler’: nombre que se le da a un pequeño movimiento irregular de los polos geográficos de la Tierra a lo largo de la superficie del globo. “La amplitud normal del bamboleo de Chandler es de unos tres o cuatro metros en la superficie de la Tierra”, dijo el Dr. Zotov a hora y fecha, “pero de 2017 a 2020 desapareció”.

Si esto continúa, llegar a conducir a la introducción del primer segundo adicional negativo de la historia. Esto sería necesario para mantener el tiempo civil (que se basa en el ritmo superestable de los relojes atómicos) en sintonía con el tiempo solar, que se basa en el movimiento del Sol a través del cielo. Un segundo adicional negativo significaría que nuestros relojes se saltarían un segundo, lo que podría crear problemas en los sistemas informáticos.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Volcán Nevado del Ruiz reporta señales sísmicas