Salud

Caída del cabello: ¿Cómo saber cuando es por estrés?

Aunque la caída del cabello es normal en cierta medida, es un tema bastante preocupante para algunas personas; sobre todo para el caso de las mujeres. El estrés físico o emocional, la contaminación y la mala alimentación promueven su caída, también, a medida que pasan los años, muchos factores influyen en esto.

Las causas más comunes de la pérdida de cabello en mujeres
  • El desequilibrio hormonal: las fluctuaciones hormonales suelen producirse en la pubertad, después del embarazo, después de la menopausia, después de interrumpir el tratamiento hormonal o como resultado de trastornos de la tiroides. Los niveles de la hormona andrógena aumentan, y esto tiende a acelerar el ciclo de crecimiento del cabello volviéndose cada vez más fino hasta dejar de crecer. Esto se llama alopecia androgénica.
  • La herencia también juega un papel importante en la pérdida de cabello. Los folículos pilosos son muy sensibles y el ciclo de crecimiento es muy rápido, lo que lleva a largo plazo al cese del recrecimiento del vello.
  • El estrés y los trastornos psicológicos también son factores de la pérdida de cabello. De hecho, conducen a un desequilibrio hormonal.
  • Los tratamientos con medicamentos fuertes pueden tener como efecto secundario la pérdida de cabello. Un ejemplo es el caso de la quimioterapia, los medicamentos que contienen hormonas, los antidepresivos, los anticoagulantes…
  • Enfermedades como la anorexia y la diabetes también causan la pérdida de cabello.

El estrés y los trastornos psicológicos también son factores de la pérdida de cabello. De hecho, conducen a un desequilibrio hormonal.

La caída del pelo se puede asociar a niveles elevados de estrés como:
  • Tricotilomanía: La tricotilomanía es una necesidad irresistible y recurrente de arrancarse el cabello del cuero cabelludo, de las cejas o de otras zonas del cuerpo, aunque se intente detener. Jalarse el pelo puede ser una forma de afrontar sentimientos negativos o incómodos, como el estrés, la tensión, la soledad, el aburrimiento o la frustración.
  • Alopecia areata: Se cree que hay una serie de factores que causan la alopecia areata, como el estrés grave. En la alopecia areata, el sistema inmunitario del organismo ataca los folículos pilosos, lo que provoca la caída del cabello.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 5 infusiones para calmar las náuseas