Salud

¿Agotamiento por calor? Mira estos consejos

Las causas son la exposición a temperaturas altas, sobre todo combinada con mucha humedad y actividad física intensa

El agotamiento por calor es una afección cuyos síntomas pueden comprender sudoración abundante y pulso acelerado como consecuencia del aumento excesivo de la temperatura del cuerpo. Es uno de los tres síndromes relacionados con el calor; los calambres por calor son el más leve y la insolación, el más grave.

Las causas son la exposición a temperaturas altas, sobre todo combinada con mucha humedad y actividad física intensa. Si no se trata de inmediato, puede provocar un golpe de calor, afección que pone en riesgo la vida.

Síntomas

Pueden aparecer repentinamente o con el paso del tiempo, especialmente con períodos prolongados de ejercicio: piel fría y húmeda con piel de gallina al exponerse al calor, sudoración intensa, desmayo, mareos, fatiga, pulso débil y acelerado, presión arterial baja al ponerse de pie, calambres musculares, náuseas y dolor de cabeza.

¿Cuándo consultar al médico?

Consulta a tu médico si los signos y síntomas empeoran o si no mejoran dentro de una hora. Si estás con una persona que manifiesta signos de agotamiento por calor, busca atención médica inmediata si se confunde o se agita, pierde el conocimiento o no puede ingerir líquidos.

Deberás enfriar el cuerpo de inmediato y buscar atención médica urgente si la temperatura corporal central (tomada con un termómetro rectal) alcanza los 104 °F (40 °C) o más.

Factores de riesgo

La edad temprana o la edad avanzada: Los bebés y los niños menores de 4 años, así como los adultos mayores de 65 años tienen un mayor riesgo de padecer agotamiento por calor. La capacidad del cuerpo para regular la temperatura no está totalmente desarrollada en niños pequeños y puede reducirse por enfermedades, medicamentos y otros factores en adultos mayores.

Determinados medicamentos: Los medicamentos que afectan la capacidad del cuerpo para mantenerse hidratado y para responder correctamente al calor son algunos que se utilizan para tratar la presión arterial alta y los problemas del corazón (betabloqueantes, diuréticos), reducir los síntomas de alergia (antihistamínicos), tranquilizar (calmantes) o reducir los síntomas psiquiátricos, como las alucinaciones (antipsicóticos). Además, algunas drogas ilegales, como la cocaína y las anfetaminas, pueden aumentar la temperatura central.

Complicaciones

Sin tratamiento, el agotamiento por calor puede causar un golpe de calor, un trastorno que pone en riesgo la vida y que ocurre cuando la temperatura corporal central alcanza los 104 °F (40 °C) o más. Estos requieren atención médica inmediata para prevenir daños permanentes al cerebro y a otros órganos vitales que pueden causar la muerte.

Prevención

Protégete contra las quemaduras por el sol: Las quemaduras por el sol afectan la capacidad del cuerpo para enfriarse, por ello, debes protegerte con un sombrero de ala ancha y gafas de sol, y utilizar un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar de, al menos, 15 cuando estés al aire libre. Aplícate abundante cantidad de protector solar y vuelve a aplicarlo cada dos horas, o con más frecuencia si nadas o sudas.

Bebe mucho líquido: Mantenerte hidratado ayudará a tu cuerpo a sudar y a mantener una temperatura normal.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram