Salud

Bebés prematuros: la OMS recomienda el contacto piel con piel en lugar de la incubadora

A propósito del Día Mundial del Prematuro este 17 de noviembre, la OMS publicó nuevas recomendaciones para los bebés prematuros y de bajo peso.

Cada año nacen 15 millones de bebés prematuros en todo el mundo, es decir, más de uno de cada 10 nacimientos, y 20 millones de niños nacen con bajo peso. En todo el mundo, las posibilidades de supervivencia siguen siendo muy desiguales: mientras que la mayoría de los niños que nacen antes de las 28 semanas sobreviven en los países de ingresos altos, la tasa de supervivencia puede ser tan baja como el 10% en los países más pobres. Pero una sencilla técnica podría mejorar su salud.

Según la OMS, el contacto piel con piel inmediatamente después del nacimiento es, en última instancia, más eficaz que los cuidados en la incubadora para un bebé prematuro. El organismo internacional publicó el pasado 15 de noviembre nuevas recomendaciones destinadas a reforzar la atención a los recién nacidos prematuros (antes de las 37 semanas de embarazo) o de bajo peso (menos de 2,5 kg).

Las nuevas directrices recomiendan el contacto piel con piel con la persona que cuida al niño -el método «madre canguro»- directamente después del nacimiento, sin entrar en una incubadora para no separar a la madre de su hijo. «El primer abrazo con los padres no sólo es importante desde el punto de vista psicológico, sino que también es absolutamente esencial para mejorar la supervivencia y la salud de los recién nacidos de bajo peso y prematuros», dijo la doctora Karen Edmond, jefa médica de la OMS para la salud de los recién nacidos, en un comunicado. Este cambio radical pone de manifiesto los importantes beneficios que aporta el contacto estrecho entre el bebé y la persona que lo cuida desde su nacimiento.

Apoyo psicológico y económico a la familia

Ante el creciente número de bebés prematuros -la prematuridad es ahora la principal causa de muerte en el grupo de menores de cinco años-, la OMS también recomienda la lactancia materna, ya que se ha demostrado que reduce el riesgo de infección en comparación con los preparados para lactantes.

Por primera vez, las directrices también se dirigen a la familia y establecen que debe recibir apoyo psicológico y económico. De hecho, las familias de los bebés prematuros pueden enfrentarse a un gran estrés y dificultades debido a la intensidad de los cuidados. «El permiso parental es esencial para ayudar a las familias a cuidar del bebé», añade Karen Edmond.

“Los bebés prematuros pueden sobrevivir, prosperar y cambiar el mundo, siempre que todos los recién nacidos tengan esa oportunidad”, concluyó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. Estas directrices demuestran que mejorar las perspectivas de estos pequeños bebés no siempre consiste en ofrecer las soluciones más sofisticadas, sino en garantizar el acceso a una atención sanitaria esencial centrada en las necesidades de las familias.

Puede interesarle: Consejos para tener un embarazo sano

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram