Estilo de vida

15 alimentos que puedes comer después de la fecha de vencimiento

Si tienes productos y alimentos en tu casa, nevera o despensa y no estás seguro de si consumirlos o tirarlos, aquí tienes una lista de alimentos que puedes comer después de la fecha de vencimiento.

¿Qué debo saber sobre las fechas de vencimiento de los alimentos?

En primer lugar, es importante distinguir entre la fecha de vencimiento y la fecha de duración mínima. Encontrará estas fechas en las etiquetas de los alimentos. La fecha de vencimiento suele ir precedida de las palabras «consumir preferiblemente antes de…» y se refiere a los alimentos menos perecederos, como los huevos o la cerveza. La fecha de caducidad (DLC), en cambio, va precedida de las palabras «utilizar antes de…» y se refiere a productos perecederos. Se trata de productos que suelen conservarse en el frigorífico, como el yogur o la leche fresca, y que pueden poner en riesgo tu salud si se vencen y los consumes.

Una vez que hayas entendido la diferencia entre las fechas, debes saber que puedes consumir productos con fecha de caducidad después de esa fecha sin riesgo.

Hay muchos otros alimentos que puedes encontrar en el supermercado que no tienen que tener fecha de caducidad, como el alcohol, pero también las frutas y verduras frescas.

¿Qué alimentos se pueden comer después de la fecha de vencimiento?

Si tienes estos alimentos en tu despensa y la fecha de caducidad ha pasado, no te preocupes, ¡puedes seguir consumiéndolos si tomas las precauciones necesarias!

  1. Cereales

El sabor de los cereales puede cambiar con el paso del tiempo, pero pueden seguir consumiéndose 6 meses después de la fecha de caducidad. También puede utilizarlos para hacer postres o pasteles.

  1. La leche

Quizá no lo sepas, pero la leche puede seguir consumiéndose después de la fecha de vencimiento. Si la pones en un lugar fresco al fondo de la nevera y no la has abierto todavía, puede durar más que la fecha. Sólo asegúrate de que aún huele a fresco antes de usarla.

  1. Mantequilla de maní

Ya sea en la alacena o en la nevera, la mantequilla de maní puede consumirse hasta más de un año después de su fecha de caducidad si no se ha abierto. La mantequilla de maní natural tiene una vida útil más corta: de dos a tres meses más en la alacena y de tres a seis meses en la nevera.

  1. Puré de manzana

Si tienes compota de manzana en un lugar fresco y oscuro que aún no has abierto, no te preocupes: ¡puedes consumirla hasta 18 meses después de la fecha de caducidad!

  1. El chocolate

Si el chocolate está todavía precintado y lo has mantenido fresco y seco, puedes consumirlo mucho después de la fecha de caducidad. El chocolate con leche, por ejemplo, puede consumirse hasta 8 meses después de la fecha de caducidad y es seguro como postre.

  1. Miel

Aunque la miel se vende con fecha de caducidad, es un alimento con propiedades antisépticas y, por tanto, nunca caduca. Aunque el color y la textura pueden cambiar con el tiempo, seguirá siendo buena para comer si se evita ponerla en un armario oscuro.

  1. Mezclas para ensaladas

Los paquetes de mezclas de ensalada hechos con rúcula, por ejemplo, son perfectamente seguros para comer después de la fecha de caducidad, sólo hay que cortar los trozos dañados o marchitos.

  1. Cremas de postre

Si eres goloso y aún te queda crema de postre, puedes consumirla de 3 a 4 semanas después de la fecha de caducidad y satisfacer tu antojo en poco tiempo.

  1. La pasta

En general, la pasta seca tiene una vida útil de dos años, pero al tratarse de un producto seco, se puede consumir incluso después de tres años, a menos que el olor de la pasta parezca anormal.

  1. Productos enlatados

Por lo general, las fechas de caducidad de las latas indican que se pueden consumir hasta 3 años después, pero se pueden consumir hasta 4 años o más siempre que se hayan dejado en un lugar fresco y seco.

  1. Yogur

Siempre que el yogur no haya sido abierto y esté en la nevera, se puede consumir entre una y tres semanas después de haberlo comprado. Si huele algo desagradable y la textura parece extraña, tíralo.

  1. Quesos duros

Los quesos duros como el cheddar o el parmesano pueden consumirse hasta un mes después de la fecha de caducidad. Si hay partes enmohecidas, puedes cortarlas y utilizar el resto sin problema.

  1. Mantequilla

Si ves que tu mantequilla está a punto de caducar, la solución es sencilla: métela en el congelador y estará fresca y consumible durante más tiempo.

  1. Los huevos

¿Te gustaría una tortilla y se te ha pasado la fecha de caducidad? No hay problema, puedes comprobar fácilmente si no se han estropeado: pon el huevo en un bol con agua, si se hunde, puedes comerlo.

  1. El pan

Si se compra el pan fresco, se suele comer durante el día. Pero no te preocupes, mientras no veas moho, puedes comerlo. Si quieres conservarlo dos semanas después de la fecha de caducidad, mételo en la nevera o en el congelador.

Puede interesarle: ¿La piña ayuda a perder peso?

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -